NNIA

Jéssica González, diseñadora, blogger y modelo que sigue su instinto

https://revistaimage.com/jessica-gonzalez-disenadora-blogera-modelo-sigue-instinto/

“Coser es un don que no tiene cualquiera”

Recuerdo a aquella veinteañera, bajita, delgada y simpática, que fue de las 10 finalistas en el último concurso de Modelo Perfil en el 2011.

Jessica González sentía que no era de las favoritas para quedar entre la ganadora y las dos finalistas, y en la última pasarela, la vi tomar aire, levantar la cabeza, caminar desenfadada y totalmente segura de sí misma y con esa actitud se echó a la bolsa al jurado y fue una de las tres ganadoras. Así comenzó su gusto por el modelaje y la moda.

En esos meses de preparación, me había contado que estudiaba arquitectura en la Universidad de Costa Rica y, de hecho, era alumna de algunas amigas y amigos arquitectos, y que tenía una marca de ropa y accesorios que había comenzado a comercializar.

Hoy, un quinquenio después de ese certamen y de conocer a Jessica González, la encuentro plena como persona y mujer, profesional en diseño de moda, como arquitecta en pausa tras la búsqueda de nuevos derroteros y escribiendo e influyendo a través de las redes sociales con su blog y comiéndose el mundo con la cabeza fría y el corazón contento.

La experiencia con Modelo Perfil, certamen de la revista Perfil que dirigí por varios años, dio sus frutos y Jéssica es uno de ellos. Siguió su instinto, negoció con sus padres su cambio de profesión y hoy arremete en el mercado local con nuevas propuestas de su marca NNIA, poniendo en práctica lo aprendido en la carrera de diseño de modas de la Universidad Veritas y su título del Centro Superior de Diseño de Modas de Madrid, España.

Blogger, modelo y empresaria

NNIA la marca de ropa y accesorios de Jessica, la emprendió desde el 2009. Nieta de una costurera cubana, aprendió de su abuela el amor por coser y lo llevó más allá de la simple costura para proponer sus propias prendas, con telas y diseños únicos. Tan clara está en su proyecto que mientras estudió un año en España, logró vender en ese país algunas de sus creaciones y coordinó desde allá el lanzamiento de una colección de su marca.

Ella es consciente de su don de coser y tiene a las talentosas de este oficio en muy alta estima: “Este es un don que no todo el mundo tiene y es muy respetable. Hay que tener la paciencia y la técnica para hacerlo. Aprendí a coser y hacer patronaje, pero es una actividad que requiere de mucha paciencia y de una personalidad que carezco, pero respeto y admiro profundamente a la que lo hace”, confiesa a Image.

Ahora, posee un taller y tienda pret-a-porter en el centro de San Pedro de Montes de Oca, posee un blog donde habla y desarrolla contenido de moda con combinaciones a partir de diseños locales y procura influenciar y aconsejar a los seguidores de su blog acerca del talento nacional y las posibilidades infinitas de combinar prendas y accesorios locales y globales. “Mi idea con el blog es mostrarle a las personas el diseño nacional y que no vean a la blogger como alguien que va a usar solo marcas internacionales, sino que aprecien de la misma manera el diseño local”, señala.

El valor agregado del blog, según su autora, es “mostrar una prenda que tenga un valor agregado y que sea elaborada por algún otro diseñador local. El blog es un proyecto colaborativo con lindos resultados”, cuenta Jéssica, al tiempo que admite que le ha permitido conocer a muchas personas que trabajan alrededor de la moda y el diseño de forma profesional y le permite mostrar su trabajo con NNIA de una forma diferente.

Su marca NNIA se caracteriza por ser una marca comercial dirigida a mujeres entre 25 y 36 años y que ofrece un aspecto diferenciado como puede ser un detalle personalizado en la tela, un bordado o algún elemento que diferencie una pieza de otra.

Esta marca es la esencia de Jéssica: sobria, de colores clásicos y prendas modernas pero discretas y elegantes, elaborado con telas pensadas para el clima tropical y adaptado al contexto.

Ahora aplica sus conocimientos adquiridos en la Universidad Veritas y en el Centro Superior de Diseño de Modas de Madrid, en sus prendas y en nuevos emprendimientos. En España estudió biotextiles y ecoprinters sobre diversos materiales y esta experiencia le sirvió para conocer otras realidades y enfocarse más en su marca y su mercado. “Me percaté que este país tiene mucho futuro y muchas posibilidades”, reconoce.

Por ello, ahora ha ordenado más el desarrollo de su marca de ropa NNIA y se enfoca en producir dos colecciones al año, la de verano que la lanza cerca de la Semana Santa y la de diciembre que es un “invierno” tropical. A lo largo del año se puede encontrar los mismos diseños de cada colección pero con diferentes telas, estampados y acabados.

Vende en su tienda ubicada en Villa Blanca de San Pedro, 125 metros al este de Muñoz y Nanne y en algunos pocos puntos de venta porque ella quiere dar una atención personalizada a su clientela, como Casa 1330 en San José centro, De aquí y de allá y Ruta Urbana, principalmente.

Ahora se puede comprar a través por el sitio web (http://www.nniacostarica.com/) y se entrega en el domicilio en dos o tres días, gracias a un nuevo servicio que se ofrece en el país. “Quiero darle más exclusividad a mi marca y subir la calidad, quiero que comprar una prenda se convierta sea una experiencia personal, saber quién compra mis prendas y como se siente con ellas”, explica.

Entre sus innovaciones está el desarrollo de una marca de microbolsos elaborados con bioplástico bajo la marca “Chiquita”, que la trabaja con una diseñadora textil y se confecciona sobre la base de látex –que da la impresión de ser cuero—y cuyos diseños son impresos en una técnica japonesa natural que realiza la artista María Guzmán.

“Ya hay marcas de cuero haciendo cosas muy lindas en el país, de manera que quise lanzar un producto diferente”, señala Jéssica.

Parte su experiencia en España fue hacer una pasantía en una compañía de textiles FabLab en Barcelona y con ellos conoció sobre moda sostenible a partir de materiales nuevos y bioplásticos. Aquí aprendió impresión de 3 D, uso de láser y la elaboración con materiales nuevos y sostenibles, “aprendí que la moda tiene un trasfondo que nosotros los diseñadores podemos cambiar que es cómo y de donde obtenemos los materiales, qué podemos cambiar y hacer más sostenibles esos procesos productivos”, agrega.

“Hice unos zapatos de bioplástico de café y fibras de cáñamo, olía y era color café”, cuenta con brillo en los ojos al recordar esta iniciativa. El bioplástico es el material que sustituye al plástico convencional que se obtiene a partir del petróleo.

Ahora montó una serie de talleres para elaborar biotextiles con el fin de que la gente pueda hacer materiales biodegradables con técnicas de impresión sobre telas y bioplásticos. “Quiero teñir algunas prendas con la técnica que estoy aprendiendo con María”, dice.

RI– ¿Cómo ves el potencial de la moda en CR?

JG– Me moría de ganas por volver y hacer muchas cosas, en España me di cuenta del valor de la realidad que tenemos aquí donde tenemos la capacidad y las oportunidades de desarrollarse aquí. “En España, mi generación que era gente de mi edad o mayor, no había ni una sola persona que hubiera emprendido en su propio negocio, fuera marca, blog, nada. Todos se veían proyectados a trabajar con empresas o revistas específicas, lo cual no me parece malo, pero yo seguía con mi marca y eso era raro”, cuenta.

“Costa Rica tiene mucho potencial para los negocios y para todo, vengo de Cuba, donde no hay posibilidades de nada. La moda está creciendo mucho, hay escuelas de modas, Procomer con cluster de moda y un apoyo muy grande. Hace 6 años atrás soñaba con tener mi máquina y mi taller y el sueño se me cumplió.”

De cerca

Jessica González es diseñadora, asesora de moda, blogger y modelo.

Diseñan y produce sus prendas de 9 a.m. a 1 p.m.

Atiende y vende de 1 a 7 p.m.

NNIA taller está en San Pedro, 125 metros al este de Muñoz y Nanne.

Teléfono 83151404

jessica gonzálezComment