Bold Soul

¿Recuerdan aquella época de niñez e inocencia cuando solíamos entrar al cuarto de nuestros padres y jugar con su ropa? No había límites en nuestras cabezas, y cuando se trataba de accesorios todo era válido. Completamente en son de diversión sin miedos ni complejos. Aquellos momentos de libertad y curiosidad por explorar.

Qué tal si nos detenemos por un momento de la rutina, del corre corre y del estrés que sentimos por el cómo debemos vestirnos, y sencillamente nos atrevemos a explorar cosas nuevas y divertidas. La moda a veces puede ser un campo intimidante para muchos, porque temen atreverse a probar cosas fuera de la norma, y las tendencias cambian con tal rapidez que a veces es difícil mantener el ritmo.

Estamos tan acostumbrados a permanecer en una zona de confort que la simple idea de salir de ella es naturalmente aterradora, pero ya sabes lo que dicen: el que no arriesga no gana. Talvez la próxima vez que vayas a salir, incluso si es solo para hacer una vuelta rápida, no lo pienses tanto en ponerte aquello que tienes guardado en el closet para “una ocasión especial”, ambos sabemos que no lo usas porque sientes que “no va” o porque temes llamar mucho la atención. Quién sabe, posiblemente te llegues a sorprender de la reacción positiva de las personas al verte.

Al final del día, lo que vayan a pensar los demás no debería ser razón para dejar de ser uno mismo, o para dejar de hacer aquellas cosas que nos gustan o que queremos hacer. Talvez ya habremos pasado aquella época de niñez y talvez ya no seamos tan inocentes, pero algo que podríamos e incluso deberíamos rescatar, es justamente ese espíritu un tanto audaz que muchos habremos tenido antes de esta formación cuadrada dentro del sistema social. No tengas miedo de ser un poco más travieso o traviesa con la moda!

Maquillaje: Karla Wanderlust

Ropa: Amo y señor

Zapatos: Cruda

Redacción: Alberto Herrera

Fotografía: David Noldo

jessica gonzálezComment